/* at this point we're in a

Ahora suena:

iPhone Android Blackberry winamp winamp

publicite

publicite

face

Terminator Génesis: otro viaje al mismo tiempo

COMPARTILO:

El jueves se estrena  Terminator Génesis , quinta película de la saga que plantea el mismo universo con nuevas líneas argumentales. Está Ar...

El jueves se estrena Terminator Génesis, quinta película de la saga que plantea el mismo universo con nuevas líneas argumentales. Está Arnold y Sarah Connor es Emilia Clarke.

 viaje en el tiempo está incrustado en el ADN de la saga Terminator, y en Génesis se reescribirá la historia con el mismo universo de personajes y un elenco distinto. El que no tenía que faltar era Arnold Schwarzenegger, que dice que trabajar en películas de esta saga es “como andar en bicicleta”. Nunca se olvida. 
En la película que estrena el jueves, la quinta desde que la franquicia nació hace 31 años, en 1984, John Connor (Jason Clarke), líder de la resistencia humana, envía al sargento Kyle Reese (Jai Courtney) de regreso a 1984 para proteger a Sarah Connor (Emilia Clarke, Daenerys Targaryen en Juego de tronos) y salvaguardar el futuro. Pero un giro inesperado en los eventos genera una línea de tiempo fracturada. En Terminator Génesis, Reese se encuentra con una nueva y desconocida versión del pasado donde debe colaborar con improbables aliados, incluyendo un nuevo Terminator T-800, el Guardián (Arnold Schwarzenegger), distintos enemigos, y la misión de reorganizar el futuro.
Laeta Kalogridis se refiere a ese ADN de la saga, cuyas idas y vueltas temporales “genera la posibilidad de universos alternos y líneas de tiempo distintas sin afectar en absoluto el material original”. 
Tanto el mundo de la política global como el ámbito de la realización cinematográfica de la década de 1980 que generaron las películas originales han cambiado drásticamente. El personaje de Terminator proclamó “Regresaré” cinco años antes de la caída del Muro de Berlín, cuando el potencial de crear imágenes generadas por computadora estaba a décadas de distancia. Los años luz transcurridos desde las primeras aventuras de T-800 en la Tierra abrieron incontables caminos de exploración a los realizadores cinematográficos de Terminator Génesis.
Los productores y realizadores de este filme sintieron que la esencia de todo el proyecto residía en la “familia disfuncional” y la historia de amor que Cameron colocó en el centro de las películas, entre los Terminator.
Uno de los roles clave de la saga de filmes es la figura de la heroína Sarah Connor. El papel recayó en una de las figuras más codiciadas del momento: Emilia Clarke, la “madre de los dragones” de Juego de tronos, tendrá la responsabilidad de mostrarse en un rol tan popular pero muy distinto, ya no armada con dragones sino con tecnología armamentista de primera. 
“En Terminator 2 –dice el productor–, una de mis partes favoritas fue escuchar la voz de Sarah Connor cuando dice que el Terminator que tanto odió podría ser el padre perfecto para su hijo. Él nunca la abandonó, no la lastimó, siempre estuvo ahí para apoyarla. Las películas de Cameron ofrecen tanto esos increíbles aspectos visuales como este fundamento creíble en la realidad, la emotiva historia que es el centro de la trama”.
Sin embargo, en el primer nombre en que pensaron para el elenco era en el de Arnold. “No se puede hacer una película de Terminator sin él”, dice el director Alan Taylor. Y el actor, ex gobernador de California, dice que se sintió “muy feliz de participar. Lo primero que pensé fue: “¡Por fin harán otra! ¡Y por fin yo estaré de nuevo!”.
“Es como andar en bicicleta”, agrega entre risas. ““No lo olvidas nunca. Recuerdo que leí el guion y después comencé a practicar los parlamentos. De pronto me encontré hablando como una máquina otra vez. Como si me hubiera integrado en ese personaje”.
En esta película Arnold interpreta a un personaje que fue enviado al pasado en una época en la que Sarah Connor tenía 9 años; él no pudo proteger a sus padres, pero sí la puso a salvo a ella y la crió desde ese momento. Él ha sido su protector, su guerrero, su Guardián. Como luchó tanto tiempo, sufre algo de desgaste, ciertos fallos técnicos. 
Además, su procesador de aprendizaje estuvo prendido todo este tiempo, así que cuando viaja al futuro, tuvo más de 30 años para responder la pregunta acerca de si realmente se podría convertir en humano. 
Schwarzenegger consideró con cuidado la evolución del personaje: “Yo protejo a Sarah Connor y elimino cualquier cosa que se acerque a ella o la amenace. Así que de cierta forma soy Terminator y de otra soy el Protector. Por eso debo estar atento a mi interpretación en cada momento”.
Mujer dura
La elección de Emilia como la nueva Sarah fue unánime. “A todos nos fascina Juego de tronos y hay una fuerza, una sensación de honor y nobleza en ella, son cosas que no se pueden enseñar. Las tienes o no las tienes. Creo que esos atributos funcionan perfectamente para Sarah Connor, a quien yo considero una heroína cardinal en la historia del cine”, dijo el productor David Ellison. Ella bromea sobre todo lo que tuvo entrenar para meterse en este universo opuesto al analógico de la serie que encabeza.
“Entrenamos cada día con armas, muchas armas, después más armas, y luego todavía más armas. Ignoraba todo acerca de ellas antes de Terminator y ahora, bueno, ¡conozco muchísimo!”, dice.
“Debido a que había hecho un poco de acrobacias antes, también me prepararon para que entendiera el aspecto físico de lo que se iba a requerir. Esta Sarah fue criada por Terminator para ser guerrera, así que sabe bien cómo pelear y sobrevivir. Gran parte de lo que hicimos me ayudó a sentirme cómoda para interpretar esta faceta de Sarah y estar siempre lista. Trabajé con un experto asesor militar especialista en armamento, además de entrenar acrobacias y resistencia física”, agrega.
En 2029, la fecha actual de esta película, la resistencia se reagrupa y piensa que logró conquistar Skynet, sólo para descubrir que las máquinas lanzaron su versión de la primera arma táctica infalible de desplazamiento en el tiempo y enviaron a Terminator al pasado para matar a Sarah Connor, la madre de John, antes de que ella tenga oportunidad de concebir y dar a luz al futuro líder de la resistencia humana.
No hay duda de que los fans reconocerán la llegada de Terminator a Los Ángeles en 1984, pero pronto se darán cuenta de que esta historia avanza en nuevas y muy variadas trayectorias.
David Ellison resalta: “El 1984 al que nuestros personajes regresan es distinto al que se muestra en la película original, los eventos ocurridos derivaron en una dirección completamente distinta. Además aquellas películas siempre se ubicaban en el día presente, no en el futuro, ni en el pasado. En nuestra película se modifica esa estructura. Así, a través de una serie de eventos, los personajes se encuentran a sí mismos viajando hacia el futuro, a 2017, en un intento de detener el Día del Juicio y lograr que nunca ocurra”.
Y agrega que es la película de Terminator de mayor escala. En Génesis hay secuencias de acción mucho más espectaculares que en cualquier cinta previa. Podremos ver la guerra futura plenamente desplegada, algo que nadie ha sido capaz de hacer. l

COMENTARIOS

BLOGGER

publicite

tune in

publicite